martes, 20 de marzo de 2018

Aprende a crear decretos poderosos para tu vida

Hemos escuchado mucho acerca de la importancia de hacer afirmaciones positivas y realizar decretos para así alcanzar lo que deseamos, pero ¿cómo hacer para que en verdad funcionen?, ¿por qué hay personas que a pesar de la constancia no alcanzan lo que quieren?, ¿cuál es la clave y los pasos para crear decretos poderosos?

Para crear decretos poderosos debemos tener en cuenta que estos deben ser realistas y deben ir acordes con un sentimiento, todo decreto para que se produzca o se manifieste debe llevar consigo un pensamiento y una vibración igual a lo que quieres, debemos creer en él y sentirlo en nuestro interior; por ejemplo si estamos pasando por una crisis financiera y decimos o afirmamos: “yo soy millonario”, una voz interna en tu cerebro te estará diciendo no es verdad, es falso y es por esta razón que el decreto no se manifestara; es distinto cuando decimos “yo tengo el dinero que necesito”, “el dinero viene a mi encuentro”, “Yo recibo el dinero que necesito” “yo soy prospero”.

Algo esencial a la hora de realizar decretos y afirmaciones positivas es que se deben realizar en primera persona, no podemos crear ni desear para otros; los decretos son personales se debe usar siempre el “YO” y deben ser en tiempo presente. Ejemplos que podemos utilizar son:” Yo tengo una salud perfecta”, “Yo tengo el amor de mi vida” o “yo recibo amor”, “Yo cada día tengo más amor”, entre otros, lo esencial es que sean claros respecto a lo que deseamos.

Las afirmaciones positivas o decretos son palabras que introducimos en la mente con el fin de crear y modificar nuestro ordenador interno. A la hora de crear decretos debemos tener en cuenta que deben ser cortos, claros y valederos para nuestra mente. El secreto de los decretos está en la repetición, se deben realizar a diario y varias veces al día (por lo menos tres).

Para que un decreto sea poderoso debe tener tres elementos claves que son sentimiento, convicción y visualización. Los decretos deben tener un efecto emocional, deben mover sentimientos en nuestro interior, no podemos tener ninguna duda sobre la veracidad de esas afirmaciones.

Estos decretos se deben realizar diariamente en un lugar tranquilo, en paz y silencio para lograr concentrarnos en esos deseos que queremos materializar, una buena opción es hacerlos mirándonos en un espejo.

Los decretos funcionan como las oraciones, estamos pidiéndole u ordenándole al universo que escuche nuestros deseos y los manifieste. Estos son una herramienta eficaz para la abundancia y la prosperidad en nuestra vida y es por eso que deben ser expresados siempre en positivo y en un marco conceptual de bienestar. Cada palabra que se pronuncia tiene poder y se manifiesta en el exterior.

Las afirmaciones se pueden imprimir, tenerlos en el celular, escribirlos en la agenda, computadora, lo esencial es leerlos en voz alta y pueden ir acompañados de imágenes de lo que queremos para una mejor visualización; se deben hacer por los menos por 21 días para así lograr crear el hábito de tener los pensamientos positivos y cortar con las antiguas creencias aferradas en la mente.

Cuando decretamos estamos creando nuestra realidad, escribimos nuestra propia historia, y esto se logra a través de los pensamientos y sentimientos que ponemos en esas palabras. La abundancia y el bienestar personal no es un objetivo es una forma de vida y las afirmaciones nos brindan la ayuda que necesitamos para lograrlo.

Al realizar afirmaciones no debemos olvidarnos de dar gracias por lo que estamos recibiendo, conectarse con emociones de alegría, felicidad, optimismo, amor y salud ayudara a proyectar con fuerza esas afirmaciones y permitir que se manifiesten en nuestra vida.