miércoles, 21 de noviembre de 2018

El cáncer de mama y la importancia de su prevención

el cáncer de mama y su prevención

El c√°ncer de mama en las √ļltimas d√©cadas ha afectado a un gran n√ļmero de mujeres, pero aunque las estad√≠sticas revelan que las mujeres mayoritariamente son las m√°s afectadas, tambi√©n los hombres en menor proporci√≥n lo pueden padecer.

No existe un método de prevención infalible contra el cáncer de seno, pero se pueden tomar medidas para tener el control de los factores de riesgos y así poder atacar el problema desde sus inicios. Existen factores de riesgo que están íntimamente relacionados con el estilo de vida y estos los podemos manejar con disciplina para evitar que nos afecte no solo el cáncer de mama, sino cualquier otro tipo de cáncer. También existe el factor de riesgo de cáncer de seno que no podemos modificar y a estos factores los podemos controlar sólo con el autoexamen diario y el chequeo médico semestral o anual.

El cáncer de mama se produce por el crecimiento desproporcionado de las células las cuales se manifiestan con la aparición de un bulto o protuberancia, el enrojecimiento y cambio de la textura de la piel, cambios en el pezón y secreción de líquido, entre otras alteraciones cómo:

  1. Venas con aumento de tama√Īo y se vuelven muy visibles.
  2. Hinchazón, sensibilidad en la piel del seno y enrojecimiento.
  3. Dolor y molestia permanente en la piel del seno.
  4. Hundimiento en un √°rea de la mama.
  5. Modificación del de la forma de la aureola.
  6. Escamación y lesión en el área de la piel cercana al pezón.
  7. Irritación y sensibilidad en la piel del seno y pezón.
  8. Nódulo perenne que no disminuye su volumen.
  9. Aumento o disminuci√≥n del tama√Īo de la mama.
  10. Aparición frecuente de los nódulos en los ganglios ubicados en el área de la axila.
  11. Cambios en la apariencia de la piel del seno torn√°ndose gruesa y dura, parecida a la piel de la naranja.

Es importante que se realice la autoevaluación de las mamas a diario, ya que esto permitirá percibir cualquier cambio en su anatomía en el transcurrir de la vida y así tomar las medidas necesarias para la evaluación con un médico especialista. Existe varias tipologías de cáncer de seno pero el cáncer de seno más frecuente es el ductual que se inicia en los conductos que transportan la leche hacia el pezón, igualmente se puede presentar en las glándulas productoras de leche, llamado cáncer lobulillares.

Otra tipolog√≠a que podemos citar son aquellos que se inician en otros tejidos de la mama y se les identifica c√≥mo linfomas y sarcomas. No todos los c√°ncer se manifiestan a trav√©s de la aparici√≥n de bultos o protuberancias por eso es importante despu√©s de los treinta y cinco a√Īos realizarse un examen especializado como la mamograf√≠a, la cual es recomendable realizarla una vez al a√Īo si no se posee factores de riesgo y cada seis meses si posee factores de riesgos importantes c√≥mo la carga gen√©tica.

Es necesario se√Īalar que en la mayor√≠a de los casos los n√≥dulos o protuberancias que se palpan en la mama son de tipo benigno ya que aunque su aparici√≥n y crecimiento es anormal, no se propagan y expanden sus c√©lulas a otras √°reas del cuerpo y no ponen en riesgo la vida.

Para este tipo de patolog√≠a la soluci√≥n es la cirug√≠a de mama para su extirpaci√≥n, ya que al dejarlos all√≠, s√≠ se convierten en factor de riesgo al transcurrir de los a√Īos. Al realizar esta cirug√≠a para su extirpaci√≥n igualmente es necesario someter los n√≥dulos extra√≠do a ex√°menes con un m√©dico pat√≥logo, a fin de descartar cualquier crecimiento irregular de las c√©lulas.

A todo esto podemos concluir el autoexamen diario debe realizarse con rigurosa disciplina, adem√°s de realizar el chequeo con un m√©dico especialista al menos una vez al a√Īo. Pero no menos importante es llevar un estilo de vida saludable.