miércoles, 2 de mayo de 2018

Ayuda a tus hijos a desarrollar todo su potencial

desarrolla el potencial de tus hijos

Para los padres el bienestar de sus hijos es probablemente la prioridad número uno y esto involucra, muchos aspectos donde se destaca el ámbito físico, académico y emocional, esto es fundamental para que logren vivir una vida plena y estén llenos de satisfacción, sin embargo el conseguir esto no es sencillo, sobre todo a ayudarlos a desarrollar todo su potencial, de tal manera que logre adaptarse a cada tarea y cada caso.

Para ayudar a nuestros hijos a desarrollar todo su potencial se requiere mucha observación, inteligencia, conocimiento y sobre todo paciencia, así que podríamos decir que es un reto constante que como padres hay que asumir y en el cual hay que hacer continuas adaptaciones.

En el proceso de ser padres, son muchos los errores que se cometen y es que no hay una escuela que nos enseñe a serlo, en este camino, en el que necesitamos información que nos ayude a potenciar el desarrollo de nuestros hijos, existen tres claves para hacerlo y a continuación te las diremos:

  1. Ayúdalos a fomentar su curiosidad y permite que exploren, los niños se caracterizan por su gran curiosidad, están constantemente explorando y esto ayuda a desarrollar su potencial, así que esfuérzate por animarlos a explorar el mundo que los rodea y ayúdalos a aprender más sobre él, esto no es un trabajo fácil, se requiere tiempo y por lo general, el trabajo y los quehaceres del hogar nos lleva adormecer este instinto infantil, la curiosidad por sí solo va mucho más allá de adquirir el conocimiento de algo, se refiere a motivarnos a sentirnos bien y a superarnos, por lo que es de suma importancia sacarle el mejor provecho desde temprana edad.
  2. Establecer límites: es importante establecer límites en cuanto a monitorear las actividades del niño, el proceso de explorar y conocer, también conlleva a que descubra la responsabilidad de sus actos, deben entender que lo que hacen genera una consecuencia. Aquí es importante luchar un poco con el miedo que nos pueda invadir como padres, de lo que le pueda suceder algo malo, claro está siempre cuidando la seguridad del niño. Se trata de una educación emocional que le permitirá despertar todo su potencial, convirtiéndolo en una persona responsable, es imposible protegerlos de todos los peligros a los cuales se enfrentará en la vida, sin embargo, podemos darle las herramientas que necesitan en su vida para protegerse y tomar buenas decisiones.
  3. Descubre sus intereses y poténcialos: en su proceso de crecimiento y de exploración podrás descubrir cuáles son sus inclinaciones, ten presente que aunque el sistema educativo debe tratar de desarrollar de la mejor manera las capacidades intelectuales de los niños para convertirlos en personas exitosas, la responsabilidad es toda tuya, así pues es tu deber alimentar sus ganas de seguir aprendiendo y desarrollar sus habilidades e intereses. Ayúdalo a descubrir los temas y actividades que más le interesan, independiente de lo que le guste, tienes la misión de detectar lo que le despierta su curiosidad y fomentar el interés por ese tema, lo cual podría implicar, desde llevarlo al campo a observar animales, hasta tomar clases de pintura, las posibilidades son infinitas y como padre debes hacerle vivir la experiencia.

Ser padre es un mundo de experiencias y aunque existan temores, debemos prepararlos para enfrentar el mundo, es lo mejor que podemos hacer para cuidar de ellos, no caigas en la trampa de la sobreprotección pues interferirás en el desarrollo de su potencial, sembrándole temores e inseguridades, mientras más confíen en sus habilidades a medida de que crecen sentirán mayor autonomía para dirigir cada uno de sus pasos.