viernes, 10 de agosto de 2018

Cómo lucir las uñas sanas y espectaculares todo el año

Recomendaciones para una uñas sanas y fuertes

El aspecto de las uñas es el claro reflejo de las condiciones generales de nuestra salud y parte integral de nuestra buena presencia. Para tener unas uñas sanas y fuertes es necesario tener una buena alimentación, hábitos de higiene e hidratación en ellas, ya que de esta manera se mantendrán sanas y evitaremos que sufran cambios de color y se vuelvan amarillas, quebradizas y débiles.

La apariencia de las uñas no debe enfocarse en el tono de esmalte, o en el largo de la misma, debemos ir más allá de la estética o del mundo de la moda, debemos orientarnos a la salud integral. Es por ello que a continuación indicaremos orientaciones sobre el cuidado de nuestras uñas muy fáciles de seguir:

Alimentos que debemos consumir

La buena alimentación es imprescindible para la salud general de nuestro organismo, para fortalecer nuestras uñas es necesario incluir en la dieta diaria aquellos alimentos que aporten calcio, vitamina D, zinc, hierro y omega 3, además es aconsejable incluir suplementos de vitaminas del complejo B. Entre los alimentos claves que debemos consumir para incorporar en nuestra alimentación se puede nombrar:

  • Pescados: Sardinas, Caballa, Atún y Salmón.
  • Legumbres: Garbanzos, Lentejas y Frijoles.
  • Verduras y Hortalizas: Brócoli, Coles de Bruselas, Espinacas, Berros, Acelgas.
  • Frutos secos y cereales: Almendras, Avellanas y Germen de Trigo.

La incorporación de estos alimentos en todas nuestras comidas es lo ideal, para lograr el desarrollo sostenido de las uñas.

El cuidado diario

El cuidado diario de las uñas deben ser un ritual que debemos practicar ya que en la constancia está el éxito, entre los cuidados diarios podemos mencionar los siguientes:

Hidratación: La falta de humedad es uno de los problemas más frecuentes que presentan las uñas, ya que a diario las mismas están expuestas a cambios bruscos de temperatura, agentes abrasivos, y muchas veces las humedecemos por períodos prolongados y no las secamos e hidratamos de manera conveniente. Para evitar daños profundos debemos hidratar la cutícula, ya que esta cumple un papel de protección natural contra agentes causantes de infecciones. Es importante que conozcas que el cortarse la cutícula o desplazarla hacia atrás genera problemas de inflamación en el lecho de nacimiento de la uña.

Al mantener la cutícula convenientemente hidratada será menos probable que las uñas se quiebren y rompan de manera constante cómo ocurre en la mayoría de los casos por falta de hidratación al presentarse el agrietamiento o descamación de la uña; por el contrario la hidratación en la base o en la zona de nacimiento, genera que la uña crezca de manera espontánea, sana y fuerte. Para que se logre este objetivo debemos colocar al menos dos veces al día aceite de oliva, aceite de Ricino o aceite de almendras alrededor de la cutícula.

Higiene: Debemos mantener nuestras uñas limpias, para evitar la presencia de bacterias que estimulen la aparición de hongos; para ello podemos realizar la higiene con un cepillo de cerdas naturales y el uso de un jabón suave sin detergente, el secado suave y con una toalla limpia es muy importante.

Protección: al realizar las labores domésticas que impliquen el uso de agentes químicos es importante que incluyamos el uso de guantes a fin de evitar que los agentes abrasivos de esos productos alcance la piel y las uñas causando lesiones, además de exponer nuestras uñas a la presencia de bacterias.

Otras lesiones que pueden afectar la salud de las uñas es la aparición de hongos, estos aparecen por la exposición al agua y agentes químicos por tiempos prolongados a lo largo del día, también podemos sufrir de hongos en las uñas por el uso de baños públicos cómo las duchas en las piscinas o gimnasios. Para evitar que nuestras uñas se enfermen de esta manera es mejor utilizar sandalias de baño a la hora de ir a las duchas.

Con todas estas sencillas medidas de nutrición, cuidado y prevención podemos lucir nuestras uñas sin ningún complejo durante todo el año.